Tipos de trípodes

Tipos de trípodes

Como todo en este mundo, en la variedad está el gusto, y en el campo de los trípodes no iba a ser menos. Existen diferentes niveles y tipos de trípodes, cada uno se adaptará mejor a tu cámara dependiendo desus características. Algunas cosas que debes de tener en cuenta a la hora de comprar un trípode es que soporte el peso de tu cámara, que se pliegue lo suficiente si lo quieres para viajar y que tenga la altura que deseas.

  • Los trípodes de aluminio son bastante más baratos que aquellos hechos de carbono y proporcionan una estabilidad similar. Si grabas tus vídeos en un entorno controlado y cercano, este tipo de trípode de aluminio te funcionará a las mil maravillas.
  • Por otro lado, los trípodes de carbono son mucho más ligeros que los de aluminio, pero también debes tener en cuenta que también son más caros. La compra de estos tipos de trípodes te saldrá rentable si eres aficionado a ir por la montaña y recorrer distancias considerables con el trípode a cuestas. Su peso no supondrá ningún inconveniente para tu caminata.
  • Si tienes una cámara compacta puedes aprovechas y utilizar los mini trípodes. La verdad es que se trata de un elemento muy práctico para llevar en espacios reducidos, usos más domésticos o en viajes. Dentro de este modelo de trípodes encontramos los no rígidos como el araña o el gorila, una variación que permite ajustar las patas a cualquier superficie que se te ocurra. Eso sí, no es recomendable usar los mini trípodes con cámaras profesionales porque soportan una cantidad de peso limitada.
  • Por último, los monopiés son un soporte de una sola pata, algo muy práctico para lugares de espacio reducido. Son menos estables que un trípode, pero más fáciles de transportar. Un monopié es un buen refuerzo para trabajar cámara en mano y ganar en estabilidad de imagen.